Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: April 2, 2018

Situado en el Anillo de Fuego del Pacífico, Japón se presta a algunos de los mejores manantiales termales del mundo

Japón es famoso por la abundancia de manantiales termales naturales, y en Tokio encontrarás muchos que son increíbles. Los baños termales –onsen en japonés– son una parte vital de la cultura japonesa y tienen infinitos beneficios para la salud. En el pasado, la gente de Edo (Tokio) tenía que viajar para poder disfrutar de un baño termal. Pero ahora, puedes disfrutar de la perfecta experiencia del onsen sin dejar la ciudad.

Ideas y Sugerencias

  • No necesitas llevar el bañador, en los baños termales japoneses tradicionales no se permiten ni bañadores ni ropa interior
  • La mayoría de los onsen prohíben los tatuajes. Si tienes algún tatuaje, pregunta en recepción antes de reservar
  • Si lo deseas puedes llevar tus propios productos de baño, pero muchos onsen disponen de amenidades como jabón, champú, loción hidratante, etc.

Qué puedes esperar de un baño termal japonés

En cuanto llegas al baño termal, se paga al entrar, o se compra la entrada en una máquina, y luego te diriges al vestidor. Tradicionalmente, los baños termales están separados por sexo, aunque algunas grandes instalaciones tienen baños comunes (en este caso es necesario bañador).

Deja tus pertenencias en el vestidor. Bañarse en un onsen japonés puede ser la parte más memorable del viaje a Japón, pero también puede ser un poco incómodo porque todos se meten en la bañera desnudos. Aunque al principio puedas ponerte nervioso, rápidamente verás que a nadie le importa. Puedes llevar una toalla pequeña a la zona de ducha para utilizarla para lavarte.

Lávate concienzudamente antes de meterte en la bañera. Normalmente proporcionan cosas como champú, acondicionador, jabón, maquinillas de afeitar y toallas, o se pueden adquirir por una pequeña tarifa. Después de aclarar el jabón, recógete el pelo antes de entrar en la bañera, si lo llevas largo. No se permiten toallas dentro del agua. Ahora ya puedes relajarte y disfrutar de un baño termal japonés.

Baños termales en el centro de la ciudad

Aunque la mayoría de gente recomienda Hakone o Atami, en prefecturas cercanas, para los baños termales, puedes zambullirte sin dejar la ciudad. El agua de aquí es rica en cloruro sódico y se sabe que ayuda a aliviar el dolor muscular, rigidez de las articulaciones, cortes, quemadas y resfriados. Las instalaciones en el centro de la ciudad incluyen Kuroyu, el baño termal Maenohara Onsen Sayano, Shimizu-yu y Oedo Onsen Monogatari.

Baños termales en Tokio occidental

Si te apetece acercarte un poco más a la naturaleza, considera ir a la zona oeste de Tokio. Con abundante verdor, podrás disfrutar de la belleza natural de Japón antes de tomar un baño. Actividades posibles incluyen excursiones, turismo, piragüismo, kayakismo e incluso escalada.

Disfruta de una variedad de actividades y baños termales en lugares como Tama o el Monte Takao. Akigawa Keikoku Seoto-no-Yu Spa, Moegi-no-Yu y Keio Takaosan Onsen Gokurakuyu son excelentes opciones.

Baños termales en las islas de Izu

Realmente remotas pero todavía en Tokio, las islas de Izu te ofrecen una experiencia de onsen completamente diferente. Con preciosas vistas al mar y bañeras al aire libre con un rico contenido mineral, un viaje a uno de estos onsen puede ser verdaderamente terapéutico. Se dice que los baños termales de aquí alivian el dolor de las articulaciones y los nervios. Visita Hamanoyu en la Isla de Oshima para disfrutar de puestas de sol increíbles, y Jinata Onsen en la Isla de Shikinejima para momentos de gran felicidad en la playa.

INICIO > Crónicas & Guías > Zambúllete –Guía del onsen en Tokio