Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: April 2, 2018

Riqueza cultural, dinamismo innato y una calle con apasionados vendedores

Aléjate un poco del bullicioso centro neurálgico que es la estación de Ueno y te hallarás en un paraíso cultural y del ocio. El gran parque junto a la estación cuenta con muchos museos, un gran estanque con barcas para remar, un santuario con pagoda y un gran zoológico –el hogar de la mascota bicolor del barrio, el panda. El parque es la gran atracción en abril, con el gran estallido de flores que crean sus numerosos cerezos en flor. Camina siguiendo las vías del tren de la línea Yamanote en dirección a la vecina estación de Okachimachi y vive la experiencia Ameyoko –la bulliciosa calle comercial con los característicos gritos de los vendedores que intentan vender todo lo posible, desde ropa, especias y cosméticos a pescado fresco.

Ideas y sugerencias

  • Un viaje al parque zoológico de Ueno para ver a los famosos pandas
  • La bulliciosa calle comercial y los enérgicos vendedores del mercado de Ameyoko
  • Un tour cultural por los abundantes museos de la zona.

Cómo llegar

Accede a la estación Ueno en las líneas Ginza o Hibiya de Tokyo Metro. La línea Keiseidentetsu tiene parada en la estación Keisei Ueno.

Desde el Aeropuerto de Haneda: Unos 50 min en tren.
Desde el Aeropuerto de Narita: Aproximadamente 1h 20 min en tren.
Desde la estación Shinjuku: 24 min en la línea JR Yamanote hasta la estación Ueno.
Desde la estación Tokyo: 8 min en la línea JR Yamanote hasta la estación Ueno.

Blanco, negro, rosa y púrpura – Un parque lleno de color

El Parque Ueno es un parque rebosante de color con la efímera explosión de color rosa de los cerezos en flor en primavera, las brillantes flores de loto azul y púrpura en verano, y los pandas blancos y negros en el zoológico. Hacer un picnic bajo las flores es habitual en primavera, y los aficionados a la fotografía sacan las cámaras para fotografiar los lotos en el Lago Shinobazu durante el verano. Si sientes cansancio después de admirar las flores, haz una parada en alguno de los cafés con terraza para descansar. La visita al zoo requiere cierta energía, ya que necesitarás más de medio día para explorar el extenso parque zoológico que es hogar de gorilas, tigres, osos polares, jirafas y otras muchas fascinantes criaturas del mundo natural. Las atracciones estrella, de color blanco y negro, son los pandas gigantes –prepárate para hacer cola para ver durante unos instantes a estos adorables osos chinos.

Desde sus comienzos como mercado negro al bullicio diario de hoy

Los orígenes de Ameyoko se encuentran en un mercado negro del tiempo de la postguerra donde se vendían todo tipo de productos, desde dulces y chucherías a ropa militar. Todavía se conserva ese aspecto provocador en los 500 metros de esta calle comercial que ha aumentado considerablemente su tamaño y que a menudo está abarrotada con compradores que buscan aprovechar los baratos precios de alimentos frescos, cosméticos, ropa y joyería. La calle se llena con los gritos para atraer clientes de los enérgicos vendedores, todos ellos intentando superar a los otros en volumen y pasión. El mercado esconde una gran variedad de tiendas especializadas, como por ejemplo tiendas militares llenas de ropa militar y accesorios, y el edificio Ameyoko Center Building con una gran selección de condimentos y especias.

Satisface el apetito cultural recorriendo el grupo de museos cerca de Ueno

Ueno cuenta con varios museos de primera categoría a poca distancia a pie unos de otros. El Museo Nacional de Arte Occidental complementa su exhibición permanente de obras de Van Gogh, Renoir, Picasso y Pollock con exhibiciones temporales. Si prefieres un arte más contemporáneo visita el Museo Real de Ueno. Para ver obras de arte tradicionales japonesas, ve al Museo Nacional de Tokio que muestra una gran variedad de obras orientales y antigüedades que incluyen xilografías ukiyo-e, cerámica y espadas. El Museo Nacional de Ciencia exhibe una gran variedad de piezas del mundo natural, prestando especial atención a los dinosaurios.

Atractivos cercanos