Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: October 21, 2019

Un paraíso subtropical te está esperando frente a las costas de Tokio

Los complejos de fuentes termales (onsen) y los relajantes hoteles de Hachijojima son un destino muy elegido por la gente de las ciudades que viaja a esta isla a 287 km de Tokio para disfrutar de pequeños descansos tropicales sin el esfuerzo y los gastos que supone viajar a Okinawa o Hawaii. En la isla abundan famosos lugares para hacer surf y submarinismo, además de estupendas excursiones al monte Hachijo-Fuji, el pico más alto del archipiélago de Izu. El clima templado subtropical favorece a la rica variedad de vida salvaje y vegetación autóctona, y el terreno volcánico crea unas vistas magníficas que combinan praderas exuberantes y montañas escarpadas con vistas a un mar cristalino.

Ideas y Sugerencias

  • Sube al monte Hachijo-Fuji, lugar de pastoreo del ganado y con unas vistas insuperables
  • En esta isla volcánica crecen hortensias, aloes y fresias, y en el mar que la rodea habita mucha vida marina, incluidos cachalotes y orcas
  • Toma un baño al aire libre en un onsen (fuente termal), quizá puedas ver algún delfín mular jugando abajo en el mar

Cómo llegar

Puedes llegar a Hachijojima en barco o avión.

Desde el Muelle de Tokyo Takeshiba: Los grandes barcos de pasajeros salen por la noche, por las islas de Miyakejima y Mikurashima, y llega a la isla de Hachijojima el día siguiente por la mañana. La duración del trayecto: unas 10h 30 min.
Desde el Aeropuerto de Haneda Los vuelos duran unos 50 minutos.

Monte Hachijo-Fuji

Alzándose imponente en la isla, el monte Hachijo-Fuji ofrece vistas insuperables del mar. A medida que subes a la cima, vas viendo ganado pasturando tranquilamente en los verdes altiplanos. Si prefieres ir en bicicleta o conducir por la montaña ve por la carretera Hachimaki Road, accesible desde la séptima estación de la montaña.

Terreno

El origen volcánico de la isla queda claro cuando se explora la “Costa de Nanbara de rocas pérmicas”, un campo de lava que se extiende 500 metros a lo largo de la costa. Otras áreas de la isla florecen con exuberante vegetación y los isleños usan las plantas autóctonas, como es la ashitaba, en la elaboración de platos locales.

Fuentes termales onsen al aire libre

Calma tu cuerpo con un baño al aire libre en Miharashi-no-yu mientras admiras las insuperables vistas del océano Pacífico. Las instalaciones están abiertas día y noche, así que podrás disfrutar tanto de nítidos cielos azules como de majestuosas noches estrelladas. Quizá incluso puedas ver algún delfín mular o alguna orca jugueteando abajo, en el mar.

Atractivos cercanos