Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: December 20, 2019

Pasear en bici por la orilla

A Tokio no le falta litoral, costa ni riberas. Cuenta con canales que han transportado gente y mercancías durante siglos, fosos que rodean antiguas fincas medievales, ríos que nacen en las montañas y marismas en la periferia de la ciudad que desembocan en la bahía de Tokio. Pasear cerca del agua en bicicleta es un modo increíble –y, dado el relativamente poco desnivel, generalmente relajante– de explorar el contorno de la capital de Japón. Y no te preocupes si no tienes bicicleta: administraciones locales y empresas privadas en Tokio disponen de opciones de alquiler asequibles y cómodas.

Sugerencias

  • Siente la brisa de la bahía de Tokio en el parque Wakasu Seaside
  • Pasea a lo largo del río Sumida y adéntrate por el antiguo corazón de Tokio.
  • Recarga las pilas rodeado de naturaleza en cualquier época del año a lo largo de los ríos Edogawa, Arakawa y Tamagawa.
  • Participa en un tour en bici con guía y mira Tokio desde una perspectiva diferente.

Un poco de vida al aire libre en el Parque Wakasu Seaside

El Wakasu Kaihin Koen (Parque Wakasu Seaside) ocupa la mitad de la Isla de Wakasu, situada en la bahía de Tokio justo enfrente del distrito de Koto. Un circuito de 6 km recorre la costa oriental de la isla. Se pueden alquilar bicicletas en el centro ciclista cerca del puente Gate Bridge, en el lado sur del parque. (Y si vienes con niños, no te pierdas el circuito corto cerca del centro, con un surtido de divertidos vehículos.) En el circuito principal, disfruta de vistas panorámicas de la bahía, del agradable verdor y de la multitud de pequeñas áreas de descanso. La isla también cuenta con algunos servicios increíbles que ponen a tu alcance un poco de vida al aire libre en la gran ciudad, incluyendo un centro para pescar, una zona de camping donde puedes hacer una barbacoa, y un campo de golf.

 

El circuito ciclista Edogawa y el área de Shibamata

El circuito ciclista Edogawa sigue la orilla del río Edogawa, que forma el límite entre las prefecturas de Tokio y Chiba. Es una ruta fabulosa llena de preciosa naturaleza en las cuatro estaciones. El circuito completo de 64 km empieza en la prefectura de Saitama, donde el río Edogawa se separa del río Tonegawa, y finaliza en la prefectura de Chiba. Pero para dar un paseo bastante más corto, solo por Tokio, un punto de salida habitual es Mizumoto Park en el distrito de Katsushika, con el punto final en Shibamata, un barrio a la antigua usanza que se hizo famoso gracias a la longeva serie de películas Otoko wa Tsurai yo (“Es duro ser un hombre"). El protagonista es Tora-san, un vendedor que en sus viajes por Japón vive innumerables desventuras, y siempre está soñando con regresar a Shibamata, su ciudad natal. Visita el Templo Shibamata Taishakuten, una pintoresca casa tradicional llamada Yamamoto-tei, y si se te despierta la curiosidad el Museo Katsushika Shibamata Tora-san.
Si te apetece alquilar una bici, puedes alquilar una en el Museo Tora-san, y además el distrito de Edogawa cuenta con bicicletas de alquiler en las áreas de parking de bicicletas dispuestas en 11 estaciones de tren, entre ellas Kasai, Nishi-kasai, Kasai-Rinkai Park y Koiwa.

 

Pasea en bici a lo largo del río Sumidagawa para vivir una verdadera aventura en Tokio

Seguir el curso del río Sumidagawa te llevará cerca, o incluso justo delante, de muchos de los barrios y lugares emblemáticos de Tokio que no debes perderte. Puedes empezar en Ryogoku, el epicentro de la lucha sumo y pasar por una serie de coloridos puentes hasta llegar a la base de la Tokyo Skytree, con Asakusa y el Templo Sensoji un poco más allá, al otro lado del río. O puedes también acercarte al Mercado Tsukiji (el cual, a pesar del traslado a Toyosu del famoso mercado de pescado, sigue siendo un enorme mercado mayorista), y luego dirigirte a la deslumbrante Ginza. O bien puedes desviarte hacia la estación Tokyo y el Palacio Imperial. Otra posibilidad es relajarte en Tsukuda, que se encuentra en la punta de una isla artificial en medio del río. El río Sumidagawa era una arteria vital del comercio y del transporte en los últimos siglos, y todavía hoy permanece en el corazón de Tokio.

La aventura continúa: otras rutas en bicicleta a lo largo de los ríos en Tokio

Las sugerencias presentadas arriba son solo un aperitivo. Pasea en bici siguiendo las aguas de Tokio y verás una fantástica mezcla de desarrollo urbano y preciosa naturaleza, al mismo tiempo que haces un poco de ejercicio. Aquí te presentamos algunas ideas más:

  • El río Tamagawa forma el límite entre Tokio y la prefectura de Kanagawa. Recorrer el carril bici a lo largo de sus amplias orillas es un modo relajado y refrescante de pasar una tarde. El recorrido completo son 50 km, que abarcan desde la ciudad de Hamura, en Tokio occidental, hasta el Aeropuerto de Haneda.
  • El río Arakawa discurre aproximadamente de norte a sur por la zona oriental de la ciudad, entre los ríos Sumidagawa y Edogawa. Puedes seguir su ancho caudal durante kilómetros y kilómetros a través de verdes barrios residenciales y distritos comerciales retro.
  • En la parte occidental de Tokio, encontrarás el carril bici del Lago Tamako (conocido también como el Lago de Tama), entre Tokio y la prefectura de Saitama. Empieza en el barrio de Nishitokyo, cerca de la estación Tanashi, y termina en Higashiyamato, e irás rodeando el lago a medida que avanzas. (¡Evidentemente también puedes recorrerlo en el sentido opuesto!) Encontrarás una buena cantidad de sombra bajo el exuberante follaje del Parque de Sayama y de las Colinas de Sayama a poca distancia, el paisaje que sirvió de base para la película Mi vecino Totoro del Estudio Ghibli.

Paseos guiados por la costa