Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: November 25, 2020

Para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19), pueden producirse cambios en los horarios y fechas de apertura de establecimientos e instalaciones en Tokio. Asimismo, algunos eventos pueden ser cancelados o aplazados. Visita el sitio web oficial de los establecimientos/instalaciones o eventos para conocer las últimas actualizaciones e información.

La flor del cerezo

La flor del cerezo pertenece a un árbol del género Prunus, del cual existen muchos tipos diferentes. Se encuentran especies de cerezos de flor por todo el mundo, pero son especialmente comunes en las regiones del hemisferio norte con climas templados, incluyendo Japón, China y Corea, así como Nepal, India, Pakistán, Irán y Afganistán, además de en varias áreas en el norte de Europa.
Japón es especialmente famoso por sus flores de cerezo debido a la gran cantidad de variedades y a las celebraciones por todo el país durante la estación de floración. En cuanto empiezan a florecer en los parques y calles de todo el territorio, la gente monta picnics y fiestas de hanami (admirar las flores) para apreciar la belleza pasajera de las flores y dar la bienvenida a días más cálidos. Las flores del cerezo en japonés se llaman sakura y no sería exagerado decir que son una obsesión nacional.

Cerezos en flor

Las diferentes variedades de cerezos florecen en momentos distintos, pero en Tokio, la mayoría alcanza el máximo apogeo entre finales de marzo y principios de abril. Durante esta época, el ambiente se transforma. Del mismo modo que la primavera nos trae la promesa de vida nueva y nuevos comienzos, el suave perfume de las flores de cerezo trae vitalidad y optimismo a las calles. Las flores de cerezo se convierten en un tema de conversación diario y es fácil ver a gente parada en la calle tomando fotos de un cerezo en flor desde muchos ángulos diferentes. Los productos y la decoración en las tiendas se vuelven rosados, y los dulces y bebidas con formas florales y con sabor a sakura destacan en los menús – ¡las bebidas dedicadas al tema de la sakura en Starbucks cuentan con fervientes seguidores!
Se organizan festivales de los cerezos en flor en muchos parques y castillos de todo Japón, pero su belleza también se celebra en otros países. Estas delicadas flores efímeras han cautivado el corazón y la imaginación de la gente, y aparecen en todas partes, desde en arte tradicional y pinturas hasta en fondos de pantalla, donde son una popular selección, e incluso en los tatuajes.

Fiesta de hanami
Dulces con sabor a sakura

¿Dónde se pueden encontrar cerezos sakura?

En Japón, la especie más habitual de cerezos de flor es la “Somei-yoshino” o cerezos Yoshino, una especie híbrida de dos otras especies. Se la conoce por tener pétalos casi completamente blancos con matices de un rosa muy pálido. Con frecuencia se plantan a lo largo de ríos y fosos de castillo, de modo que forman un túnel de centelleantes tonos blanquecimos que se reflejan en el agua. También puedes encontrar estos cerezos en parques y escuelas.
Otra variedad preciosa es la Kawazu-zakura, que se encuentra fácilmente en el área de Kawazu, en la zona sur de la península de Izu, a poco más de 2 horas y media de Tokio en tren. Estas flores son de tonos rosados más fuertes que las Somei-Yoshino y florecen aproximadamente un mes antes, generalmente desde finales de febrero a principios de marzo. El Festival Kawazu-zakura de cerezos en flor es una escena espectacular que atrae a aproximadamente un millón de personas cada año.
Pero, incluso cuando tu visita no coincide con la primavera, se pueden encontrar cerezos en flor. Los cerezos shikizakura, literalmente “sakura cuatro estaciones”, florecen dos veces al año y son un espectáculo popular en la prefectura de Aichi donde, en otoño, se puede admirar el contraste de las hojas de color rojo vivo con las delicadas flores rosadas, todo al mismo tiempo.
A los que desean cultivar su propio sakura: se ha puesto de moda comprarse un árbol para plantarlo y cuidarlo uno mismo y en tiendas de bricolaje y jardinería, similares al Home Depot de EEUU, se venden árboles listos para plantar para los aficionados a la botánica. En Japón, puedes encontrar incluso bonsáis de cerezos podados con formas exquisitas, árboles en miniatura que combinan a la perfección dos símbolos de la cultura japonesa.

Shikizakura
Bonsái de un cerezo en flor

El significado y el simbolismo de las flores de cerezo

La estética de las flores del cerezo es una de las imágenes más notorias en la cultura japonesa. Se puede descubrir su diseño en todas partes, desde en paisajes de ensueño en xilografías ukiyo-e o delicados motivos en biombos (byobu en japonés) tradicionales, a decoraciones en productos de consumo diario como fiambreras bento, por no hablar de su aparición habitual en el arte moderno, el manga y el anime.
Estas delicadas flores han inspirado a innumerables citas dedicadas a la belleza que aportan al paisaje y a capturar la admiración de la gente que disfruta de ellas cada primavera. Tomemos por ejemplo las impresionantes palabras de Ikkyu (1394-1481), un poeta y monje zen budista japonés: “Si rompes un cerezo no encuentras flores; pero la brisa primaveral las produce a miles.”
Uno de los motivos de la popularidad de las flores del cerezo recae en su simbolismo. Se dice que son como nubes porque florecen todas al mismo tiempo y están suspendidas sobre los cerezos como si los cubrieran en una neblina. Y luego –al igual que hacen las nubes – de repente, desaparecen. Por esto, han pasado a simbolizar la fugacidad y la naturaleza efímera de la vida. Esto refleja un antiguo concepto budista que en la cultura japonesa se conoce como “mono no aware”, el cual se traduce aproximadamente como “el pathos de las cosas”, un concepto que reconoce tanto la belleza como la mortalidad inherentes en la vida.
Las flores del cerezo florecen en momentos distintos dependiendo del área, pero en general se asocian con finales de marzo y principios de abril. Estas fechas coinciden con el fin y el inicio del año escolar, el momento en que los estudiantes se gradúan y se incorporan a la vida profesional. Son unas fechas asociadas con el fin de un capítulo y el inicio del siguiente. En japonés, la palabra “natsukashi” refleja la nostalgia con una mezcla de alegría y tristeza. Teniendo en cuenta las fechas de floración, para muchos japoneses, las flores del cerezo también encarnan esta sensación de la nostalgia.

El gato de la suerte y un biombo
Los cerezos en flor y las graduaciones

Las flores de cerezo en Japón

Admirar y celebrar la floración de los cerezos es un pasatiempo nacional en Japón, y ya desde principios de enero empiezan a salir previsiones de su floración en Tokio y otras ciudades en la isla principal de Honshu. Se producen fervientes discusiones sobre dónde ver las flores, desde en lugares famosos a sitios secretos. Tanto amigos, como compañeros de clase o trabajo organizan fiestas para mirar y apreciar las flores, y para pasar un rato relajado mientras se da la bienvenida a la primavera.

La temporada de floración de los cerezos en Japón

La temporada de floración de los cerezos en Japón generalmente se dice que es entre finales de marzo y abril, pero debido a la amplitud geográfica del país, de hecho, el periodo de floración abarca unos ¡4 meses!
En las islas subtropicales de Okinawa al sur, los cerezos empiezan a florecer a mediados de enero, y el mejor momento para admirar las flores es alrededor de principios de febrero.

A continuación, en las ciudades sureñas de Kagoshima, Kumamoto e incluso Fukuoka, en Kyushu, empiezan a florecer durante la última semana de marzo, con el apogeo de floración a principios de abril.
Si nos desplazamos hacia el norte a Kansai, donde encontrarás Osaka, Kioto y Nara, los cerezos florecen entre los últimos días de marzo y primeros días de abril.
En cuanto a Tokio y Yokohama, la floración suele empezar durante los últimos días de marzo con el apogeo de flores durante la primera semana de abril.
Las ciudades al norte, en Tohoku, empiezan a florecer ya en abril, y en Hirosaki, en el extremo norte de Honshu, se inicia y tiene el pico culminante durante la última semana del mes.
Naturalmente, la isla de Hokkaido es la última. La floración suele empezar durante la primera semana de mayo en las ciudades de Sapporo y Hakodate, con el pico de floración unos pocos días después.

Festivales de cerezos en flor

Para dar la bienvenida a la primavera, o en ocasiones quizá solo como excusa para disfrutar de una buena fiesta, se celebran fiestas hanami (literalmente “ver las flores”) por todo Japón. Estas, a menudo, son encuentros informales entre amigos y familiares, pero las empresas también organizan sus propias celebraciones, con frecuencia en parques cerca de sus oficinas. En estos casos, para el picnic generalmente se eligen lugares con una gran concentración de cerezos sakura –en Tokio, el Parque Yoyogi es un lugar muy popular y la gente llega muy temprano para reservar sitio. Normalmente se tiende una lona azul en el suelo que sirve de alfombra. Todos los asistentes se quitan los zapatos y se ponen cómodos para sentarse durante un buen rato bajo las flores. La gente trae su propia comida y bebida para compartir con el grupo. Las fiambreras bento dedicadas al tema de la sakura también son populares, con comida en forma de flor o decoraciones rosadas. Además, es habitual comer sakura mochi – un pastelito de arroz envuelto en hoja de cerezo.
En muchas ciudades se celebran también festivales de cerezos en flor y de noche, con la iluminación nocturna, las delicadas flores resplandecen en la penumbra creando una atmósfera etérea. Tradicionalmente la sakura está plantada en los castillos, y son multitudes las que acuden para tomar fotos de estas delicadas flores y el blanco castillo con el cielo azul brillante de fondo, o de los reflejos rosados que motean el foso del castillo. El Festival de los cerezos en flor de Hirosaki en Aomori es especialmente famoso, atrae a más de 2 millones de visitantes, y está reconocido como uno de los 100 mejores lugares para ver flores de cerezo en Japón y como uno de los 100 mejores sitios de interés por su gente y naturaleza. En Tokio, el canal en Nakameguro se convierte en un lugar encantador con los reflejos de las flores y los farolillos centelleando en el agua como por magia.

Si tienes la posibilidad de visitar Japón durante la temporada de floración de los cerezos, es una oportunidad que no debes perderte porque se convertirá en un viaje inolvidable.

Parque Yoyogi
Festival Nakameguro Sakura-matsuri

Para saber más