Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: April 2, 2018

Prácticos consejos para que moverte por Tokio con tus hijos sea fácil y divertido

Tokio es una ciudad que puede intimidar a quienes la visitan por primera vez y no saben japonés, por no hablar de los padres que viajan con niños pequeños. Pero con un poco de preparación y conocimientos, y la ayuda de los normalmente educados toquiotas, tienes asegurado un viaje gratificante y sin preocupaciones con tu pequeño.

En transporte público

La red de transporte público de Tokio, en tanto que puntual y práctica, puede estar muy abarrotada y complicar mucho la subida y bajada de cochecitos a trenes y autobuses. Si utilizas un cochecito, es preferible que sea del tipo paraguas, o considera también usar un portabebés. Consigue una tarjeta SUICA de prepago, que puedes comprar y cargar en cualquier estación, para poder hacer transbordo fácilmente entre distintos medios de transporte. Aprovecha también las instalaciones disponibles en la estación para liberarte del exceso de equipaje, porque la mayoría de ellas tiene taquillas a monedas (que también puedes pagar con la tarjeta SUICA). Si viajas a Tokio desde otras partes de Japón, el sistema de transporte takkyubin, que es muy práctico y a un precio razonable, puede contratarse en la mayoría de las tiendas de 24h y alojamientos para enviar las maletas grandes en un día.

Alimentación

Encontrar un microondas para calentar la comida de tu hijo o un biberón es sorprendentemente fácil en Japón porque se encuentran en casi todas las tiendas de 24h y supermercados. Solo tienes que preguntar a algún dependiente. La frase que tienes que decir es: “sumimasen, ¿atatamete moraemás ka?” (Perdone, ¿me puede calentar esto?) De modo similar, en los restaurantes, se puede preguntar a un camarero. Dar el pecho en público en Japón está aceptado, pero las madres generalmente se cubren. Los grandes almacenes y centros comerciales suelen tener excelentes y limpias instalaciones para alimentar y cambiar pañales, y a veces incluso máquinas con comidas y bebidas adecuadas para niños pequeños. También hay áreas para jugar, no olvides de quitar los zapatos a tus hijos antes de entrar.

Alojamiento y comer fuera

Es mejor que planees y contactes con el hotel para comprobar si disponen de cuna, si necesitas una, y pedir una habitación de no fumadores. Del mismo modo, en Japón, si vas a comer fuera, el conserje de tu alojamiento puede aconsejarte o preguntar en tu nombre si un restaurante es adecuado para niños. Debes asegurarte de que tengan alguna silla alta (jai chea) para bebés pequeños o sillas para niños (kodomo isu). Los restaurantes al estilo de los pub izakaya a menudo tienen habitaciones privadas, que son perfectas para los niños llenos de energía que ya caminan.

Comprar suministros

En Japón lo mejor es comprar los pañales en las grandes droguerías, como Matsumoto Kiyoshi, cuyos letreros llevan escrito el nombre en letras romanas, o en cualquier tienda donde veas el carácter chino para medicina (薬). En japonés “pañal” se dice “omutsu”, y hay dos tipos principales: el pañal con cinta adhesiva y el pañal tipo calzoncito, este último se puede rasgar por los costados para quitar. En caso de algún contratiempo, una opción asequible y de confianza para conseguir ropa de emergencia para bebés y adultos es UNIQLO. Los grandes almacenes suelen ser un poco lujosos y más caros. Es aconsejable llevar, si es posible, la comida para bebé, por si los productos en Japón no gustan a tu hijo.

Palabras clave

INICIO > Crónicas & Guías > Moverse en Tokio con niños