Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: June 17, 2019

Uno de los placeres del verano en Tokio es contemplar cómo se ilumina el cielo con fuegos artificiales espectaculares

Aunque Tokio pueda ser una ciudad calurosa y húmeda durante los días de verano, en cuanto se pone el sol, baja la temperatura y los tokiotas salen a ver los fuegos artificiales vestidos en coloridos yukara de algodón. El truco es vencer al gentío y encontrar el mejor lugar para disfrutar de ellos.

Ideas y Sugerencias

  • Reserva tu sitio temprano, con una manta para picnic, bebidas y algo para picar.
  • Ponte un yukata, la versión informal, ligera y de algodón, de un kimono, para disfrutar de la experiencia máxima – puedes alquilar uno para un día o comprarlo en alguna tienda.
  • No olvides llevar un paraguas o un chubasquero; los fuegos artificiales se cancelan por mal tiempo, pero no suelen cancelarse en caso de llovizna.
  • Quizá oigas a la gente gritar “Tamaya” o “Kagiya", el nombre de dos famosos fabricantes de fuegos artificiales en el periodo Edo (1603-1867).

Un festejo estival explosivo

Japón tiene fuegos artificiales desde 1549. El río Sumida de Tokio fue uno de los primeros lugares y todavía acoge la mayor muestra de fuegos de la ciudad. Además de iluminar la noche y deleitar a los espectadores, existe la creencia de que los fuegos artificiales ahuyentan a los malos espíritus. Si te interesa profundizar aún más en su historia, visita el Museo de Fuegos Artificiales de Ryogoku. O bien, acércate a algún río en verano, y disfruta del espectáculo.

No te pierdas el más grande

Se celebran pequeños festivales locales en parques y ríos por todo Tokio en julio y agosto, pero los grandes eventos atraen a multitudes con sus espléndidos fuegos. El Festival de Fuegos Artificiales de Sumida, que se celebra el último sábado de julio, atrae a alrededor de un millón de espectadores cada año para ver casi 20.000 disparos. Conseguir un buen lugar es clave –puedes subirte a una barca yakatabune en el río, buscar alguna calle secundaria cerca de la estación Asakusa u optar por alguno de los puentes río arriba. Algunos hoteles en la zona ofrecen buenas vistas pero haz tu reserva con antelación.

Sal de la ciudad y disfruta

Si quieres evitar las multitudes, dirígete a alguno de los festivales más pequeños, donde todavía encontrarás deliciosos puestos de comida, fuegos emocionantes y diversión tradicional. El Parque Showa Kinen, cerca de Tachikawa, celebra un festival de fuegos artificiales en fin de semana a finales de julio en la gran zona verde. Más cerca de la ciudad, un martes de finales de julio, puedes ir al encantador barrio tradicional de Shibamata para ver cómo el cielo se ilumina sobre el río Edogawa desde el campo de béisbol a orillas del río.

Tradiciones flotantes y vistas alternativas

La manera clásica de disfrutar de los fuegos artificiales es desde el agua, navegando por la bahía de Tokio en una yakatabune tradicional. Estas barcas largas y bajas navegan por los ríos engalanadas con farolillos, y nos recuerdan las noches estivales del periodo Edo, cuando eran las barcas de placer de los mercaderes ricos y los samuráis. Las barcas son como restaurantes móviles, con platos como tempura y sashimi, y los clientes se sientan en tatami. La TOKYO SKYTREE proporciona verdaderas vistas de pájaro de los fuegos artificiales del río Sumida, pero las entradas son limitadas. Puedes probar suerte y solicitarlo online, o reservar tu entrada en alguna agencia de viajes.

INICIO > Crónicas & Guías > Guía de fuegos artificiales