Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: March 27, 2019

La rica cultura alimentaria de Japón

A lo largo de los años, la comida tradicional japonesa (“washoku”) se ha granjeado el reconocimiento internacional por sus sutiles y, a la vez, diferentes sabores, así como por su estética. El “washoku” posee una historia tan antigua y rica que la Unesco la incluyó, en 2013, en su lista del Patrimonio Cultural Intangible.
La característica definitoria del “washoku” es su temporalidad: los ingredientes se eligen para adecuarse y celebrar la estacion del año o una ocasión especial. Imbricada en el concepto de “ichiju-sansai (una sopa, tres platos), una comida típica es una combinación equilibrada de arroz, sopa, carne y/o pescado, y verduras.
Debido a la globalización y a los tiempos cambiantes, la cocina japonesa, tal como la conocemos hoy en día, ha evolucionado, y no solo cubre el “washoku”, sino también el “yoshoku”, esto es, la adaptación japonesa de platos occidentales, como el curri o las “omurice” -de “omelet rice”-, es decir, arroz en tortilla. Incluso el propio “washoku” denota, actualmente, una amplia gama de comidas: desde el lujoso “kaiseki”, una combinación de múltiples platos, a la cocina casera, pasando por la comida callejera, sin pretensiones pero riquísima, que incluye platos como el “takoyaki” (albóndigas de pulpo) o el “okonomiyaki”, un panqueque japonés salado.

Carne y pescados/mariscos

El pescado y el marisco forman parte de la dieta tradicional japonesa. El sushi (lonchas de pescado crudo sobre arroz suavemente avinagrado) y el “sashimi” (pescado y marisco crudos), son elementos fundamentales de la identidad culinaria de Japón.
El consumo de carne se popularizó en la era Meiji (1868-1912). Hoy en día, podemos elegir entre una amplia gama de platos de carne. Una opción popular es ir a un restaurante de “yakiniku” (carne a la parrilla). El “wagyu” (ternera japonesa) tiene mucho predicamento por su veteado (grasa infiltrada) y su textura increíblemente blanda.
Desde atún listado a salmón – Guía para comer sushi en Tokio

 

Fideos y arroz: alimentos básicos de Japón

Desde los “onigiri”, también llamados “omusubi” (bolas de arroz cocido), hasta los “donburi” (cuencos de arroz), encontrarás una gama ilimitada de platos (¡e incluso de dulces!). Es una prueba del papel fundamental que tiene este cereal en la cocina japonesa.
Los fideos son otro plato que no puede faltar. Tanto la “soba” (fideos finos de alforfón) como el “udon” (fideos gruesos de trigo) son baratos y llenan; por eso gozan de popularidad entre los estudiantes y los oficinistas. Y el “ramen”, a pesar de que su origen se sitúa en China, es ya algo totalmente japonés.
Fideos en cantiduvi – Guía para comer ramen en Tokio

Sopas reconstituyentes y comida de preparación fácil en cazuela

"Los días fríos no hay nada como una sopa caliente para entonar el cuerpo. Aparte de la familiar sopa de “miso” (pasta de soja fermentada), que se sirve para acompañar las comidas, también hay otros platos sencillos de preparar en cazuela, que se conocen como “nabemono”. Un ejemplo es el “shabu-shabu”, lonchas finas de ternera o cerdo y verduras hervidas lentamente y que se comen tras ser mojadas en salsa. La gente se reúne en torno a esta comida. Tú también puedes experimentar una fiesta “nabe” en algunos hostales y talleres de cocina. "

Wagashi: los dulces japoneses

Un festín para la vista y el paladar, los “wagashi”, es decir, los dulces japoneses tradicionales, suelen ser muy bonitos y estar muy bien hechos. En las ceremonias del té se sirven para equilibrar el amargor del té verde en polvo “matcha”.
Entre los “wagashi” están las tortas de arroz “mochi”; los “dango”, que son bolas de harina de arroz hervidas o al vapor, y los “konpeito”, unos confites o bolitas azucaradas con forma de florecitas.

Especialidades locales: el orgullo de Tokio

Cada una de las 47 prefecturas de Japóon posee sus propias especialidades, y Tokio no es una excepción. Algunas de las que se originaron en la capital son el “monjayaki”, una tortita de harina de trigo, fina y blanda, con muchos ingredientes; el “Fukagawa meshi”, cuyos ingredientes son las almejas, el arroz y los puerros, y el “chanko nabe”, un estofado contundente y abundante que los luchadores de sumo comen en grandes cantidades para ponerse fuertes.
La comida local de Tokio

Palabras Clave

INICIO > Qué ver & qué hacer > Comer & beber > Gastronomía japonesa