Mis favoritos

Mi guía de Tokio

¿Ves algo interesante? Clica en el botón del corazón para añadir una pág. de este sitio a Mis favoritos

Inicio del texto principal

Updated: April 2, 2018

Tokio es una ciudad accesible para cualquiera que quiera explorarla. La clave es una cuidadosa planificación y ponerse en contacto con los lugares donde te vas a alojar. Estudia todas las opciones, planea cualquier eventualidad, y serás capaz de vivir lo mejor de Tokio.

Viajar con alguna discapacidad

Es muy posible desplazarse por Tokio con una discapacidad, pero la planificación de antemano es esencial. Ponte en contacto con el hotel o lugar de alojamiento para informarles sobre cualquier necesidad especial que puedas tener, asegúrate de ser lo más detallado posible. Muchos de los principales hoteles disponen de acceso para sillas de ruedas y habitaciones designadas para personas con discapacidades.

Si viajas en tren por Tokio en silla de ruedas, encontrarás que la mayoría de estaciones en el área metropolitana de Tokio disponen de ascensor, aunque quizá tengas que moverte por andenes estrechos y ajetreados. Evita la hora punta, 7:30 – 9:00, en lo posible. La mayoría de las estaciones disponen de lavabos accesibles en silla de ruedas.

Verás que muchas calles de Tokio están pavimentadas con baldosas amarillas con relieve que indican una vía segura para andar a cualquier persona con alguna discapacidad visual.
Accessible Tokyo, Accessible Japan y Accessible Travel Japan, además de algunos blogs individuales, ofrecen consejos exhaustivos y esenciales para viajar por Tokio y Japón con discapacidades. Estos sitios son una inestimable fuente de información que permite disfrutar de un cómodo viaje a Tokio.

Viajar con niños

Tokio es una ciudad efervescente y animada que sin duda estimula la mente de los niños. Pero también es una metrópolis en crecimiento que puede ser abrumadora y agotadora. La planificación anticipada es la clave para un viaje con niños exitoso. Planifica una mezcla de actividades, adecuados restaurantes y un montón de tiempo para descansar ya que el jet lag puede ser especialmente duro en los niños.

Si viajas en tren con niños muy pequeños, utiliza los asientos prioritarios designados. La mayoría de las estaciones disponen de lavabos amplios con cambiadores de pañales, y a veces con agua caliente que puedes utilizar para preparar la leche de fórmula de los bebés. En los grandes complejos comerciales, muchas veces se encuentran cochecitos de alquiler y zonas de juego designadas para que los niños pequeños puedan estirar las piernas.

Para comer fuera con los niños mayores, los restaurantes familiares son una buena opción porque disponen de menús muy variados, lo que significa que está garantizado que encontrarás algo para todos los gustos. Si quieres que los niños prueben nuevos sabores sin tener que pedirlos en un restaurante, llévalos a la planta sótano de unos grandes almacenes. Aquí es donde se encuentra la sección de alimentación, y a menudo se tiene la oportunidad de probar los productos que están a la venta.

Si hace buen tiempo, los abundantes parques y jardines de Tokio son un excelente lugar para que los niños se desahoguen, pero asegúrate de planificar también algunas actividades para los días de lluvia. Muchos museos disponen de elementos interactivos para que disfruten los niños, y los acuarios, cine y otros complejos de ocio de la ciudad son una buena opción. Para una actividad que solo cuesta lo que cuesta el billete del viaje, dirígete al vagón más delantero del tren, porque se suele poder disfrutar de la vista enfrente. Los niños, y los adultos también, pueden pasarlo bien recorriendo las vías de ferrocarril de Tokio como si ellos estuvieran conduciendo el tren.

INICIO > Planear su viaje > Accesibilidad